Sobre mi

¡Hola a todos! Yo soy María, vivo en Madrid y siempre estoy haciendo cosas. Siempre me ha encantado comer y, cuando pasé tres meses a base de fideos instantáneos durante mi año de Erasmus, me di cuenta que tenía que aprender a cocinar cuanto antes. Así empezaron mis primeras aventuras en la cocina. Mi recetario durante ese periodo tenía unos 4 platos: desde tortilla de patatas hecha con aceite de girasol (era estudiante, vivía en Reino Unido y el aceite de oliva no entraba en presupuesto mensual), hasta arroz con pollo y guisantes en los eventos importantes, pasando por la pasta con tomate que fue, en realidad, el sustituto de los horribles fideos instantáneos. Por suerte, esos años quedaron atrás y, con el paso de los años, he ido refinando mis técnicas de cocina para comer más variado y, sobre todo, más sano.

Como casi todo el mundo, he pasado por diversas fases en mi vida y, desafortunadamente, también por muchas dietas: sanas y no tan sanas. Mi objetivo siempre era el mismo: perder peso. A veces lo conseguía, a veces abandonaba al segundo día y, a veces, hacía de la dieta mi religión y pasaba años mentalizada. Pero al final, siempre volvía al punto de partida: no sentirme bien conmigo misma. Hace ya un tiempo decidí que eso de las dietas no era para mi y descubrí que la clave para sentirme bien era comer cosas que me sentaran bien y aprender a comer saludable.

Como aficionada a la cocina, paso mucho tiempo leyendo recetas en la web y siempre me pasa lo mismo: la mayoría de sitios de recetas están afiliados a alguna dieta-religión e intentan, con sus recetas, convertirte de nuevo al «dietismo». Por eso he decidido crear Sanicioso: un lugar libre de dietas y etiquetas, cuyo único objetivo es promover una alimentación sana, equilibrada y, sobre todo, que nos haga disfrutar de la cocina y de la comida.

Receta de Nutella saniciosa

Yo soy de las que piensan que comer es todo un ritual, me gusta poner la mesa, estar rodeada de gente que me importa y, lo más importante, comer algo rico. En mis años aventureros, he vivido en países como Alemania y Reino Unido, donde paran de trabajar 20 minutos para ir al súper, comprar un sándwich, unas patatas y un refresco y comerlos en el camino de vuelta. De hecho, la mayoría de supermercados tienen una gran nevera con estos tres productos justo en la entrada, con las posibles combinaciones explicadas en los carteles. ¿Qué os parece? ¿Desolador? Para mi lo es.

Imagen de Kristen Mathiasen en Pixabay

En este espacio compartiré con vosotros mis recetas, abarcando muchos tipos de comida distintos e intentando, en la medida de los posible, que sean sencillas y con ingredientes 100% saludables. El objetivo es compartir con vosotros mi forma de comer y mostrar que se puede comer delicioso y saludable al mismo tiempo.

Si quieres acompañarme en este proyecto, puedes seguirme en redes sociales y suscribirte para recibir en tu correo mis últimas recetas.