Coca de calabacín y hummus

Esta receta de coca de calabacín y hummus es muy socorrida, y se puede comer en frío o en caliente. Para los que no lo sepan, la coca es un plato tradicional de la costa mediterránea y las baleares. Es una masa de pan con cosas por encima. En la zona de Alicante o Valencia suele ser salada, pero las hay para todos los gustos. Está a caballo entre una pizza con masa esponjosa que se come fría y una empanada destapada, más o menos. Si no os suena de nada, probablemente no os sentiréis muy identificados con el «nací en el mediterráneo» que con tanta pasión se canta en mi casa de madrileños – alicantinos… Y es que lo bueno de esa mezcla es que lo mismo nos bailamos La verbena de la Paloma como auténticos chulapos, que nos ponemos a cantar Mediterráneo con más pasión que el mismísimo Serrat.

Para preparar esta coca de calabacín y hummus empezaremos con la masa. Yo he empleado harina integral, pero se puede sustituir por harina normal, o incluso otras harinas como la de espelta. La clave para que la masa quede súper esponjosa es la levadura fresca. Ésta reacciona en frío porque «está viva» mientras que la levadura en polvo, solo reacciona con el calor. Al usar levadura fresca, conseguimos que la masa doble su tamaño mientras reposa.

El primer paso será mezclar la levadura en agua caliente del grifo, pero sin pasarse, para no cargarnos a los bichitos. Luego, mezclamos la harina con la sal y añadimos la levadura disuelta en el agua, el aceite de oliva virgen extra y el resto del agua.

Empezamos mezclando con una cuchara de madera y cuando comience a coger consistencia de masa, seguimos mezclando con las manos. Al principio se pega un poco a los dedos, por lo que es mejor cubrirse las manos con un poco de harina. Si conforme vamos mezclando con las manos, se sigue pegando demasiado, añadimos un poco más de harina, pero con mucho cuidado de no pasarnos, ya que si lo hacemos, quedará una masa muy seca.

Cuando todos los ingredientes estén mezclados pasamos la masa a una superficie limpia y cubierta con un poco de harina para que no se pegue y comenzamos a amasar. Mi técnica consiste en estirarla un poco con las manos e ir plegando los bordes hacia el centro hasta que quede una bola y, luego, vuelvo a estirar y a plegar los bordes hasta que la consistencia de la masa comience a ser suave y elástica. Con unos 5 minutos será suficiente.

En este momento cubrimos la bola con un poco de aceite de oliva virgen extra y lo ponemos en un bol cubierto con un paño de cocina limpio. Lo dejaremos reposando al menos media hora y aprovecharemos este tiempo para hacer el hummus y preparar el resto de ingredientes.

Si algunos de vosotros se está haciendo ahora mismo la siguiente pregunta:

¿Cómo que hacer el hummus? Si el hummus no se hace, se compra en el súper…

Mal, muy muy mal. Estoy muy decepcionada con eso. El hummus se hace por dos motivos:

  • Es facilísimo de hacer en casa y muy barato.
  • Sale muchísimo más rico que el de supermercado y, creedme, los he probado TODOS.

Para hacer el hummus solo necesitaremos echar en un procesador de alimentos o batidora de mano todos los ingredientes y batir hasta que la mezcla quede fina y bien integrada. ¿Y cuáles son esos ingredientes? Muy fácil:

  • Garbanzos cocidos, pueden ser de bote o cocidos en casa, como prefiráis.
  • Zumo de limón recién exprimido.
  • Tahini. Este es el ingrediente «más complejo» de encontrar. En las grandes superficies y herbolarios lo tienen seguro. En otros supermercados más pequeños es difícil de encontrar, pero si no lo tienen no te preocupes, puedes sustituirlo por sésamo, porque el tahini no es más que eso: pasta de semillas de sésamo tostadas. Y eso sí que lo encuentras en todas partes.
  • Un diente de ajo. Si quieres asegurarte de que no repita, puedes meterlo 5 o 10 segundos en el microondas a máxima potencia.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Comino molido, pimienta y sal.

Cuando esté bien mezclado, recomiendo probarlo y rectificar de limón, sal o aceite si es necesario. Una vez esté listo el hummus, podemos ir cortando el calabacín en láminas finas y la cebolla en aros. Si todavía no han pasado los 30 minutos podemos ir recogiendo los restos de harina, etc.

Pasados los 30 minutos, comenzamos a montar la coca. Este es un buen momento para encender el horno, ya que solo tardaremos unos 10 minutos en hacer el resto. Ponemos la masa en la bandeja del horno sobre papel de hornear y la extendemos para cubrir toda la base de la bandeja. Os recomiendo hacerlo con las manos ya que es una masa muy elástica y así evitaremos aplastarla demasiado y quitarle las maravillosas burbujas de aire que la levadura ha creado en este rato. Ese aire es el responsable de que la masa quede muy muy esponjosa.

Extendemos el hummus sobre la masa con un cuchillo y ponemos las láminas de calabacín sobre el hummus en una sola capa. Es decir, sin que queden unas láminas encima de otras. Y luego, ponemos los aros de cebolla por encima.

¡No me digáis que no es bonita esta coca! Los colores y las formas del calabacín hacen que quede preciosa. Ahora solo falta meterla al horno unos 20 minutos, hasta que el calabacín esté cocinado y el borde de la masa crujiente. Y ya está, ya tenemos nuestra deliciosa y esponjosa coca de hummus y calabacín.

Espero que os guste esta receta. Si la hacéis, no dudéis en etiquetar a sanicioso en las redes o usar el hashtag #sanicioso. Además, podéis dejarme comentarios en esta página con vuestras valoraciones y experiencias con esta receta. ¡Espero que la disfrutéis!

Coca de calabacín y hummus

Rica coca de harina integral con hummus, calabacín y cebolla
Tiempo prep50 min
Tiempo cocción20 min
Tiempo total1 h 10 min
Plato: Acompañamiento, Aperitivo, Plato principal, Tentempié
Cocina: Mediterránea
Raciones: 6 personas

Ingredientes

Para la masa:

  • 10 g levadura fresca
  • 300 g harina de trigo integral
  • ½ cdta sal
  • 3 cdas aceite de oliva virgen extra
  • 2 tazas agua (400 ml. aprox.)

Para el hummus:

  • 200 g garbanzos cocidos lavados y escurridos (½ bote aprox.)
  • 1 diente ajo
  • 2 cdas aceite de oliva virgen extra
  • ½ cdta sal
  • ½ cdta comino
  • 1 cda tahini
  • 2 cdas zumo de limón
  • 1 pizca pimienta negra molida

Para la coca:

  • ¾ calabacín
  • ½ cebolla tierna

Elaboración paso a paso

Masa

  • Llena un vaso con parte del agua (caliente del grifo) y diluye la levadura.
  • Mezclamos la harina con la sal y añadimos el agua con la levadura, el resto del agua y el aceite de oliva.
  • Mezclamos bien con una cuchara de madera y cuando empiece a coger consistencia de masa, pasamos a mezclar con las manos hasta que esté todo bien integrado. Si se nos pega demasiado o esta muy seca rectificamos de harina o agua.
  • Pasamos a una superficie enharinada y amasamos durante 5 minutos.
  • Dejamos en un bol, recubrimos con un poquito de aceite de oliva, cubrimos con un paño de cocina limpio y dejamos reposar 30 minutos.

Hummus:

  • Mientras reposa la masa, vamos haciendo el hummus.
  • En un procesador de alimentos o batidora, ponemos todos los ingredientes y mezclamos bien hasta que quede una crema fina.

Coca:

  • Cortamos el calabacín en láminas muy finas.
  • Cortamos la cebolla en aros finos.
  • Cuando la masa haya reposado y doblado su tamaño, la pasamos a una bandeja de horno con papel de hornear.
  • Encendemos el horno y lo ponemos a calentar a 180ºC.
  • Estiramos la masa hasta ocupar toda la bandeja*.
  • Untamos el hummus sobre la masa con un cuchillo.
  • Añadimos el calabacín en una sola capa, poniendo las láminas seguidas unas de otras.
  • Añadimos la cebolla por encima.
  • Metemos en el horno precalentado a 180ºC durante 20 minutos.

Notas

* Con esta masa, yo recomiendo estirar con las manos y no utilizar rodillo, para que no se escape el aire de las burbujas que ha generado la levadura. Así quedará una masa muy esponjosa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puntúa esta receta