Galletas de avena, tahini y dátiles

Esta receta es de las que hacen honor al nombre de este blog, de las súper saniciosas. Estas galletas de avena, tahini y dátiles son sanas, deliciosas y muy fáciles de hacer.

El ingrediente principal es la avena que, como ya sabéis, es uno de mis ingredientes favoritos, especialmente en el desayuno. Me encanta porque, además de ser muy versátil y rica, es un alimento súper completo y equilibrado. Es rica en minerales y antioxidantes, es una buena fuente de hidratos de carbono y su fibra, ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre, ¿qué más se puede pedir?

Pues todavía hay más, entre la lista de vitaminas y minerales destacan el hierro, el manganeso, la vitamina B1, el zinc y el magnesio. ¿Todavía no te he convencido? Prueba estas galletas y entenderás a lo que me refiero.

Estas galletas de avena, tahini y dátiles tan solo contiene 4 ingredientes:

  • avena
  • dátiles
  • tahini
  • frutos secos (opcional)

Punto y final.

Os estaba contando las mil maravillas que podemos obtener de la avena, pero es que los otros dos ingredientes de estas galletas tampoco se quedan atrás. Los dátiles son uno de los mejores edulcorantes naturales, ricos en fibra, también contienen potasio, hierro, vitaminas, magnesio y muchos más nutrientes que hacen que no queramos ponerle azúcar a nada más y, además, están riquísimos. Y el tahini tampoco se queda atrás. Es un alimento rico en zinc, fósforo y vitaminas del grupo B. El tahini tiene un gran aporte energético así que, si tomamos estas galletas en el desayuno o antes de hacer deporte nos darán un buen aporte calórico para afrontar el día. Esta vez, yo les añadí, además, frutos secos picados, pero podéis omitirlos o incluso sustituirlos por pasas o pepitas de chocolate.

Y ahora lo mejor de todo: ¡se hacen en 20 minutos! Para hacerlas, podemos usar un procesador de alimentos o batidora para los dátiles y luego mezclar el resto a mano, o podemos picar muy bien los dátiles a mano y mezclar todo en un bol. A mi me gusta poner los dátiles a remojo en agua muy caliente unos 10 minutos, para que estén bien hidratados y triturarlos para que se queden como una pasta y la mezcla se quede bien «pegada». Pero también podemos hacerlos a mano si no tenemos triturador de alimentos.

Añadimos la avena y el tahini, mezclamos bien y formamos bolitas con la cantidad de una cucharada. Luego las aplastamos y las colocamos en una bandeja de horno con papel de hornear. Como se tarda muy poco en realizar la mezcla, podemos encender el horno al principio y así, cuando acabemos las galletas ya estará caliente para meterlas. Con unos 10-15 minutos a 200ºC será suficiente, pero comprueba que las galletas se hayan dorado por encima antes de sacarlas, para que estén crujientes.

Espero que os gusten estas galletas de tahini y dátiles. Las podéis tomar en el desayuno o en la merienda, o ¡en cualquier momento! Si os gustan este tipo de galletas, probad mis galletas de plátano y chocolate, ¡os encantarán! Si os ha gustado la receta podéis compartirla en las redes sociales y si tenéis alguna pregunta o comentario dejádmelo abajo en los comentarios, ¡me encantará leerlo!

Galletas de avena, tahini y dátiles

Ricas y sanas galletas de avena, tahini y dátiles.
Tiempo prep10 min
Tiempo cocción15 min
Tiempo total25 min
Plato: Acompañamiento, Aperitivo, Desayuno, Postre, Tentempié
Cocina: Mediterránea
Raciones: 12 galletas

Ingredientes

  • 150 g copos de avena
  • 100 g tahini
  • 200 g dátiles (sin hueso y triturados)
  • ½ cdta sal

Opcionales:

  • 40 g almendras picadas
  • ½ cdta canela en polvo
  • 50 g chips de chocolate

Elaboración paso a paso

  • Precalentamos el horno a 200ºC.
  • Remojamos los dátiles en agua caliente durante 10 minutos. Después, escurrimos y trituramos.
  • En un bol grande, echamos todos los ingredientes y mezclamos bien con una cuchara de madera.
  • Formamos bolas de masa con la cantidad de una cucharada grande.
  • Las ponemos en una bandeja de horno con papel de hornear y las aplastamos para que cojan forma.
  • Metemos las galletas al horno durante 10-15 minutos, hasta que estén ligeramente tostadas por fuera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puntúa esta receta