Pollo al limón asado con patatas

Hoy os traigo una receta muy fácil, muy rica y muy sana: Pollo al limón asado con patatas y cebolla. En casa nos encanta esta comida y nunca sobra ni una patata, por eso siempre hago extra.

Lo mejor de esta receta es que es de esas que se hacen solas prácticamente. Solo hay que cortar las patatas y la cebolla echarlo a una bandeja junto con el zumo de un limón, un poco de vino blanco, un poco de caldo de pollo o agua y unas cuantas especias.

Como las patatas tardan bastante en hacerse, yo cocino primero las patatas y en los últimos 15 minutos meto el pollo, sobre todo en el caso de la pechuga. Por cierto, os recomiendo usar un pollo de corral, ya sabéis que es mucho más sano y rico. En cuanto al vino, a nosotros nos encanta el sabor que le da pero si no te gusta, puedes omitirlo. Eso sí, asegúrate de que no es un vino demasiado ácido de sabor.

Otro truquillo que me gusta usar en esta receta es «chascar» las patatas en lugar de cortarlas en láminas. Se trata de una técnica muy típica en España que se utiliza para hacer guisos y también para nuestra querida tortilla de patatas. Por si alguno anda un poco despistado y no sabe lo que es, chascar es cortarlas hundiendo el cuchillo y haciendo un giro de muñeca al final, como si arrancásemos el trozo a la patata. De esta manera la patata suelta más almidón y las salsas quedan más espesitas.

Espero que os haya gustado esta receta de pollo con patatas al limón. Si la hacéis, compartidla en las redes sociales y etiquetad a @sanicioso. Si os gusta esta receta, no os perdáis mi receta de lasaña boloñesa. Y si tenéis alguna pregunta o comentario dejádmelo abajo en los comentarios, ¡me encantará leerlo!

Pollo asado al limón con patatas

Saniciosa receta de pollo al horno con patatas y cebolla en salsa de limón
Tiempo prep10 min
Tiempo cocción45 min
Tiempo total55 min
Plato: Cena, Comida, Plato principal
Cocina: Mediterránea
Raciones: 2 personas

Ingredientes

  • 2 patatas grandes
  • 3 dientes ajo
  • 1 cebolla
  • 1 limón mediano
  • 125 ml vino blanco (medio vaso de 250ml)
  • 250 ml caldo de pollo (1 vaso)
  • 4 cdas aceite de oliva virgen extra
  • 1 cdta sal
  • ½ cdta pimienta negra recién molida
  • ½ cdta orégano
  • ½ cdta albahaca
  • ½ cdta romero
  • 400 q pechugas de pollo fileteadas

Elaboración paso a paso

  • Precalentamos el horno a 200ºC.
  • Pelamos y chascamos las patatas y las ponemos en un recipiente apto para horno.
  • Pelamos y cortamos la cebolla en tiras, picamos los dientes de ajo y lo añadimos..
  • Rallamos un poco de la parte amarilla de la piel del limón y lo añadimos al recipiente. Exprimimos el limón y añadimos el zumo también.
  • Mezclamos las especias con la sal y la pimienta y reservamos una pequeña parte para el pollo. Echamos el resto a la bandeja junto con el vino y la mitad del caldo de pollo.
  • Mezclamos bien para que se impregnen las patatas y la cebolla con el resto de ingredientes y extendemos en el fondo del recipiente.
  • Horneamos durante 30 minutos o hasta que las patatas estén cocinadas pero no doradas.
  • Sacamos del horno, especiamos el pollo con las mezcla que teníamos reservada y lo añadimos a la bandeja de las patatas. En lugar de ponerlo sobre las patatas, hundimos las pechugas un poco para que estén en contacto con los líquidos. Echamos el resto del caldo.
  • Horneamos durante 15 minutos más. Si tenemos grill, podemos ponerlo durante los últimos 5 minutos para que quede más tostado.

Notas

  • Cuidado con el vino blanco. Si es muy ácido de sabor, el sabor del plato quedará demasiado ácido, es mejor usar uno más dulce. 
  • El caldo de pollo y el vino blanco se pueden sustituir por un vaso y medio de agua (375ml) si lo preferimos. 
  • Si te gusta mucho la guarnición, usa una patata más. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puntúa esta receta